Una parte de mi historia

 Una parte de mi historia

La vida no suele ser sencilla,  tiene sus altas y bajas, pero dentro de mi filosofía siempre he de destacar la inmensa felicidad que puede otorgarnos una mascota. Cuando estamos tristes, cuando sentimos que algo nos falta, cuando el día no ha resultado para nada bien, siempre él se mantiene fiel a nosotros, desinteresado mueve alegremente su cola para hacerte olvidar aquellos malos ratos,  y concentrarte en lo bello y perfecto que puede ser él para ti.

Desde niña he tenido la dicha de compartir mi vida con distintas mascotas. Desde los ariscos gatos hasta los fieles perros. He podido apreciar lo maravilloso que es llegar a casa y que alguien esté esperando por ti, anhelando tu llegada simplemente para que le regales una parte de tu cariño.

Sin embargo, como poder superar  cuando tu pequeña mascota, con la que has compartido trece años de tu vida se marcha para dejar paso a un inmenso vacío. Sabemos lo difícil que es perder a nuestros seres queridos, pero qué hacemos cuando se va esa pequeña criatura a la que la mayoría ignora,  te abandona para siempre. Entonces solo nos queda recordar esos gratos momentos en los que hemos tenido la felicidad al alcance de nuestras manos sin necesidad de dinero o bienes materiales, porque para mí una de las mayores dichas de la vida son las que nos otorgan nuestros fieles animales.

Trece años que logré compartir con ella todas las cosas importantes que acontecen en la vida de un niño hasta convertirse en un adulto. El colegio, los juegos con muñecas,  el miedo a la oscuridad, el liceo, la universidad, cada cumpleaños, las navidades, a pesar de que siempre se mantuvo en silencio, sin que casi nadie se percatara de su presencia para mi dejaste una de las huellas más importantes e imborrables de la historia. La agonía con la que te fuiste creo que ha sido la despedida más amargada que pudiste dejar. Tantos meses luchando para dejar este infinito vacío en la casa que nadie podrá llenar. Y a pesar de la tristeza, jamás dejaremos de amarte porque sin duda alguna la vida no hubiese sido vida sin aquel maravilloso cambio que le diste tú.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s